martes, 15 de septiembre de 2015

Pequeña entrada de reflexión

Solo quiero escribir una pequeña entrada de reflexión, uno de esos pequeños momentos que me gusta compartir con vosotros. 
Hoy es un día otoñal en Madrid, el cielo está gris y una especie de lluvia se ha empeñado en acompañarnos esta tarde Martes. Parece el primer día propio de otoño, el primer día en el que solo quieres llegar a casa y pasar una tarde relajada sin hacer nada en particular.

En estos instantes me siento realmente bien, relajada, tranquila, tirada en el sillón con mi Mac y una copa de vino. He salido de la oficina deseando llegar a casa, he cruzado la puerta y el aroma a rosas blancas que los ambientados dejan en casa me hace pensar: “hogar, dulce hogar”. Me quito los tacones en el dormitorio y voy directa al cuarto de baño. Abro el grifo de la bañera, espero a que la temperatura sea la correcta y la dejo que se llene. Me sirvo una copa de vino, me termino de desnudar y enciendo unas velas en el cuarto de baño. Añado sin cortarme sales de rosas al agua me embriaga el olor, el calor que se está concentrando. Me meto y dejo que el agua haga su efecto en mi, me recuesto, doy un sorbo a mi copa y cierro los ojos.  En esos momentos solo puedo pensar en lo afortunada que soy, en cuanto me gusta mi bañera, mi casa, mi trabajo, mi vida… Me he quedado un rato así, con los ojos cerrados, regodeándome en mi satisfacción. 

Me encantan esos momentos, me encanta mimarme, sentir en mi piel el olor a sales de baño, usar espumas de gel de flores especiales que utilizo en estos momentos, exfoliantes que dejan mi piel súper suaves. Me encanta salir de la bañera y dejar que mi cuerpo se seque al aire, ponerme uno de mis camisones de raso y encaje que acarician mi piel y sentirme como me siento en este momento, relajada, sexy, tranquila, cuidada. 

Una vez leí que una de las claves de la felicidad es ser agradecido, soy una persona muy feliz, y quizás sea por eso que soy agradecida y en estos momentos, con la situación mundial como está, cuando más agradecida por todo lo que tengo me siento.


En fin, pensaréis que os acabo de meter un rollo, pero realmente me apetecía comprar esto con vosotros. 

"Para la imagen he elegido un cuadro de Edgar Degas, que tiene toda una serie de cuadros de mujeres en el cuarto de baño" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario