domingo, 16 de abril de 2017

Playful


Hoy me he despertado tranquila, he levantado la persiana y dejado que la luz del sol me despertara poco a poco. 
Me encanta disfrutar de esos pequeños momentos, los que madrugamos habitualmente sabemos lo maravilloso que es hacer un poco de pereza, dejar que la luz natural nos despierte, remolonear entre en la sábanas y de paso hacerse unas cuantas fotos ;) 

"Puedes ver el resto de las fotos en mi nueva web-blog: http://www.alejandraescort.com "








miércoles, 12 de abril de 2017

Aprendiz de Gigoló



Hace más de una semana que empecé a preparar esta entrada y hoy por fin encuentro el momento de ponerme con ella en serio. Esto de las vacaciones me están sentando genial y estoy aprovechando para hacer un montón de cosas que tenia pendientes. 

No me suelen gustar las películas que tratan el tema del escorting, la verdad es que no he visto muchas porque como no me suelen gustar… pero las que he visto no me han gustado demasiado y el resto nunca me han llamado suficiente la atención como para querer verlas. No sé, siempre que he visto alguna me ha parecido que tocaban el tema desde una posición dramática o frívola. Como si sólo hubiera dos opciones: o eres una pobre desgraciada; o eres una z*** sin corazón que se aprovecha de los hombres. 

Sin embargo, el otro día una película llamó mí atención, y lo hizo porque tenía algo diferente, los protagonistas eran hombres, y siendo uno de ellos Woody Allen tenía muchas posibilidades de estar bien. La película está bien, es divertida y pasas un rato, pero hubo algo que me gustó especialmente y es por lo que escribo. 

A él, al gigoló, no le pintan en ninguno de los extremos, ni es pobre desgraciado que siente fatal con lo que hace, ni es un frío hombre que sólo le interesa el dinero de sus clientes. Es un hombre que al principio tiene ciertas dudas (normal) pero que luego descubre que se siente bien con lo que hace y que empatiza con sus clientes. Las cuida, se interesa porque se sientan bien, porque disfruten… 

Lo mismo pasa con las clientes, diferentes perfiles de mujeres con diferentes físicos que por motivos diferentes deciden tener un encuentro casual de este tipo. Ellas no son unas explotadoras ni unas salvadoras, y él no es un frívolo sin sentimientos, ni tampoco un pobre inocente.

Tuve la sensación al ver la película de que se trataba el tema desde un tono mucho más normal que en muchas otras. Sin buenos ni malos. Sin tratar de hacer un juicio. 


Me ha gustado ver eso en una película, y me gustaría más verlo en una película cuya protagonista fuera una mujer. Soy consciente de que cuando este tema se toca hablando de hombres el matiz es diferente, pero esa es otra polémica en la que no voy a entrar. Me quedo con saber que al menos alguien ha hecho una película tocando el tema del acompañamiento sin criminalizar ni dramatizar. 

sábado, 1 de abril de 2017

En vuestra piel


Después de una semana de locura en el trabajo habiendo trabajado 12 y 13 horas diarias, por fin llega el fin de semana y después de aprovechar el sábado para ponerme al día con varios temas ha llegado el momento de relajarme, y ahora, después de un baño caliente con sales, me siento con una copa de vino a escribir. 
No me suelo poner en vuestra piel, en lo que pensáis vosotros cuando me llamáis o antes de llamarme. En las dudas que podéis tener y esas cosas. Quizás al principio lo tuviera más presente ya que yo podía compartir algunas de esas dudas pero con el tiempo todas mis dudas han desaparecido y me siento segura, cómoda y a gusto. 
Ayer, tomando café y tartas con unas amigas en una tetería, pude ver muy de cerca como os podías sentir algunos de vosotros a la hora de plantearos llamarme, a mi u a otra escort. 
Una de mis amigas planteó el tema (seriamente) de contratar a un escort masculino, yo la animé e inmediatamente en el buscador de mi iPhone me puse a buscar páginas de escorts masculinos. Me resultó muy curioso ver como mis amigas empezaban a sacarle jugo al tema y empezaban a hacerse preguntas: "¿pero dónde se queda con un escort?" "¿y qué le dices cuando llamas?" "¿y si no te gusta cuándo le ves?" y así varias preguntas que entre risas y medio en broma medio en serio yo trataba de responder. "Pues yo actuaría con normalidad, como si fuera una cita normal con un hombre" "lo mejor para quedar sería un hotel, algo neutral para los dos" etc. 
A una de ellas le parecía frío quedar para ir "directamente al grano" y ahí estaba yo con la solución: "lo ideal sería quedar primero para cenar, romper el hielo y luego pasar a otros menesteres". Pero seguían sin verlo claro, "¿y de qué hablas en la cena? ¿de cómo te gusta que te lo hagan?" 
Me resultó curioso darme cuenta de que a mí no se me presentaban dudas respecto a como actuar o a como sería una cita con un escort, obviamente porque sé como son las citas conmigo y supongo que si yo fuera la cliente sería muy parecido. Pero al ver las dudas y preguntas que se hacían mis amigas me hizo pensar en vosotros, en las dudas que os pueden surgir si nunca habéis quedado antes con una escort. 
Lo mejor es actuar con naturalidad, quitarle hierro al asunto y dejarse llevar. También es cierto que si os decidís a llamar a una escort tenéis que tener claro que queréis quedar con ella ya que si llamáis sólo para hacer un sin fin de preguntas pasaréis a la "lista negra" de timewasters. 
Esa conversación también me ha servido para ser más comprensiva, que yo este segura no quiere decir que todos vosotros también tengáis que estarlo y procuraré ponerme en vuestra piel más a menudo. 
MIl besos
Alejandra ;)